domingo, 31 de marzo de 2013

El triunfo de Cristo



Hoy la Iglesia canta la más bella secuencia de la liturgia, el himno Victimae Paschali Laudes, cuyo origen se remonta a la alta Edad Media. Por la razón que todos conocemos, la inmensa mayoría de católicos no la escucha en sus parroquias o "movimientos".

Así andamos en los tiempos del perpetuo aggiornamento. No hay pan para los hijos. Quizá sólo escorpiones. Y así se quiere estar al servicio de todos.

¡Una Feliz Pascua de Resurrección!

2 comentarios:

  1. Eso es porque el papa ha dicho que quiere una Iglesia pobre... pobre en liturgia, parece.

    ResponderEliminar